Lifting Facial

El lifting facial es un procedimiento estético que tiene como objetivo rejuvenecer el rostro, tensando la piel facial y cervical. El tratamiento puede reducir la flacidez, los pliegues o arrugas. La intervención es un tanto compleja, puesto que se estira un colgajo de piel a cada lado del rostro, extirpándolo y se producen cambios en los tejidos debajo de la piel para rejuvenecer el contorno. La operación del lifting facial puede durar entre 2 y 4 horas, realizándose bajo anestesia general. En definitiva, con la intervención se corrigen los efectos del retroceso producido con el paso de los años, tanto en la estructura muscular de la cara como en la textura cutánea.