Ácido hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en el organismo, especialmente en la piel.
Se trata de una molécula con propiedades muy beneficiosas, entre las que destacan la de retener agua y regenerar tejidos.

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en el organismo, especialmente en la piel.

Se trata de una molécula con propiedades muy beneficiosas, entre las que destacan la de retener agua y regenerar tejidos.

Una única molécula de ácido hialurónico es capaz de retener hasta 1000 veces su propio peso en agua, característica que permite mantener la piel hidratada y rejuvenecida. Al absorber agua, el ácido hialurónico aporta volumen a la pel, reduciendo las arrugas de expresión y disimulando las imperfecciones de la piel. Al absorber agua, el ácido hialurónico aporta volumen a la piel, reduciendo las arrugas de expresión y disimulando las imperfecciones.
La piel tiene la capacidad de generar el ácido hialurónico que necesita para mantenerse hidratada, sana y luminosa, pero con la edad (especialmente pasados los 35 años) la producción natural de ácido hialurónico comienza a descender por debajo de los niveles necesarios para mantener la piel en su estado óptimo.

Dependiendo de su edad y de lo cuidada o no que haya estado su piel, podrá ser necesario aplicar un determinado tipo de tratamiento con ácido hialurónico.
Lo que sí es seguro, es que cuanto antes se comience a tratar la piel, mejores resultados estéticos obtendrá a lo largo de su vida.